La empresa distribuidora de recambios, Grupo Jiménez Maña, ha desarrollado su propio software y sistema organizativo, basado en la informática y en la implicación del personal. Los equipos humanos se organizan en grupos autónomos, con capacidad de tomar sus propias decisiones para conseguir sus objetivos. El nuevo sistema ha conseguido reducir el número de horas extraordinarias y, a la vez, elevar el nivel de ingresos de los trabajadores.

gjm-2007

Una buena carretera atascada, la industria farmacéutica, los aparcamientos de vehículos. Tres ideas de las que nos habla Miguel Ángel Jiménez, en nuestra visita al Grupo Jiménez Maña, cuando le formulamos nuestra primera pregunta mientras paseamos por las instalaciones: ¿Qué pretende la empresa con la ampliación de su almacén y por qué la opción elegida en lugar de otras?

“Este es un paso más dentro de nuestro ‘Proyecto 24 Horas’, con el que pretendemos poner en el mínimo tiempo posible, y nunca superar ese período, cualquier pieza que se pueda necesitar para realizar una reparación”, indica nuestro interlocutor. “Personalmente, soy muy exigente. Sufro la ineficacia de estar sin coche y observo lo que me rodea: yo voy al concesionario y veo que allí están juntos el recambio y el taller. Cuando hay problemas para efectuar la operación que necesita el coche, prácticamente siempre procede de la falta de recambio”. La experiencia de Miguel Ángel pone de manifiesto que el 96,6 por ciento de los vehículos que llegan al taller requieren menos de 4 horas de trabajo. ¿Por qué algo que se puede arreglar en una hora a veces exige una semana de inmovilización del vehículo?

“No tiene sentido. Debemos asegurar a nuestro cliente que el usuario que acude a su taller no renuncie ni un minuto más de lo necesario a su vehículo. Si esto ocurre hoy, ¿qué pasará cuando el parque español todavía se diversifique más con la llegada de vehículos orientales? Nuestro objetivo es que hoy y en el futuro, podamos cubrir el cien por cien de sus necesidades cada día”

gjm2-2007

Un proyecto propio y exportable

Cuándo preguntamos a Miguel Ángel Jiménez por sus asesores en el nuevo plan, nos responde que se trata de un proyecto diseñado desde comienzo a fin dentro de la propia empresa, tanto en lo que respecta al soporte informático (Grupo M. Jiménez Maña cuenta con siete personas en ese departamento) como a la propia estructura del sistema logístico.

“Contactamos con varias empresas especialistas en soluciones logísticas. No encontramos proveedor adecuado. Todo lo que nos planteaban era “de libro”. Les hablábamos de nuestros problemas concretos y nos ofrecían soluciones estándar. En el papel, resultaba muy bonito, muy mecanizado, pero, a pesar de la ayuda de las máquinas, necesitábamos más personas en el almacén. ¿Cómo se podían amortizar las inversiones propuestas? Llegaban los expertos, pedían nuevos datos y hubo alguno que ni siquiera se atrevió a presupuestar”.

Nuestro guía en la visita nos comenta las dificultades de este sector para los proveedores de este tipo de servicios, muy centrados en las necesidades del fabricante y desconocedores de las de la distribución: “Nuestro trabajo en apariencia es sencillo: nos limitamos a pasar de uno a otro la pieza. El resto está pactado: precios, políticas comerciales, etc”.

gjm3-2007Pero las apariencias engañan y en nuestro sector se confirma la validez del refrán: 60 mil referencias con movimiento más obsoletos; la necesidad de una adecuada política de compras y, sobre todo, la rapidez de los procesos: “Una pieza pedida hasta la 1:30 de la tarde tiene que estar a las 4 en Pozoblanco, a casi 250 kilómetros de Dos Hermanas, punto más lejano de las 85 tiendas a las que servimos dos veces al día.

Además, hay otro factor característico en el recambio: la logística inversa. “Casi el 10 por ciento del material que sale de aquí diariamente viene devuelto. Y, además, es algo que tenemos que asumir por muchos factores: nuestras propias equivocaciones, los errores en los catálogos, las dudas de los clientes entre dos referencias y, por si acaso, solicitan ambas…”


pdfgjm-2007

Sobre el Autor: Miguel Angel Jimenez

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.